Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 19-09-2013 archivado en Filias

 
 
Somnofilia

 


La Somnofilia es un tipo de parafilia, en la cual la excitación sexual y/o el orgasmo son obtenidos al interactuar sexualmente con un individuo en estado de sueño.

Etimológicamente, la palabra Somnofilia proviene de la raíz latina "somnus" que significa sueño, a su vez refiere al equivalente romano del dios griego del sueño Hipnos. El término "filia" proviene del griego, φιλία que significa amor.

Tiene cierta relación con la Hipnofilia, que, en algunos casos, se refiere únicamente a la persona que se masturba observando a una persona dormir, mientras que el término somnofilia es aplicable a aquella persona que acaricia o tiene prácticas sexuales y físicas con una persona en estado de sueño.

También se denomina a esta filia Síndrome de la Bella Durmiente por su relación con el cuento de Charles Perrault.

La excitación de practicar la somnofilia viene dada por el control total que se ejerce sobre la otra persona, el poder acariciar y besar cualquier parte del cuerpo, el hacer algo prohibido o sin que la otra persona sea consciente.

Este particular fetiche consiste justamente en la excitación sexual a partir de personas que se encuentran dormidas o inconscientes.

La práctica sexual de esta parafilia consta de diferentes rangos que van desde la simple excitación sexual y la masturbación, hasta la práctica de relaciones sexuales con el individuo que se encuentra incosciente por el sueño.

La somnofilia es determinada como la excitación que se produce al ver a las personas dormir, resultando excitante el miedo y morbo de ser descubierto cuando la otra persona despierte. El somnofilo puede masturbarse viendo a la otra persona dormir o, incluso, llegar al coito con la persona dormida, pudiendo así atentar contra los derechos sexuales del individuo en estado de sueño y cometer abuso sexual.

En el estado de sueño del movimiento ocular rápido (REM), el cuerpo experimenta la tumescencia peneal nocturna y la erección del clítoris, desenvolviendo procesos sexuales que propiciarían la penetración. Durante la tumescencia nocturna del pene, la cual puede durar hasta 90 minutos en el lapso de sueño, se podría presentar la práctica de una felación o una masturbación mientras el individuo masculino sigue en estado de sueño.
Aunque es complicado llegar a la práctica del coito, ya que el cuerpo tiene la necesidad constante de mantenerse alerta.
El cuerpo detectaría la introducción del pene en el ano o la vagina, ya que podría encontrarse contraída o sin lubricación. El movimiento y ruido podrían producir que el individuo despierte.

Entre los síntomas más evidentes de la somnofilia se encuentra la atracción a las personas inconscientes por el sueño y recurrentes fantasías sexuales que involucran personas durmiendo.

El tratamiento más habitual para la somnofilia es la psicoterapia, la hipnosis y terapías de comportamiento, las cuales son también utilizadas para tratar otras parafilias.

La somnofilia no debe ser confundida con otros padecimientos como la Sexomnia, definida como el comportamiento sexual que involucra que una persona dormida cometa actos sexuales con otra persona cuando ésta atraviesa por un estado de sonambulismo. La sexomnia, al igual que la somnofilia, tiene implicaciones legales que la relacionan con abuso sexual.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none