Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 27-02-2012 archivado en Fobias

 
 
Ailurofobia

 


La Ailurofobia se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a los gatos. La persona que padece esta fobia no se siente capaz de tenerlos cerca.

Es un temor que aparece frente a determinadas situaciones a las que nos enfrentamos, en este caso en concreto, a los gatos o a ser atacado por uno de ellos. Este temor o miedo comienza a ser perjudicial para nuestra vida cuando nos limita para hacer aquello que deseamos.

Es una fobia muy común y se cree que se puede producir porque durante la Edad Media, los gatos eran asociados a lo sobrenatural, las brujas y al demonio. Según una creencia los gatos pueden predecir el tiempo, dándole un aspecto sobrenatural al gato.

En algunos casos, la fobia se limita a los gatos negros (que se creían que eran brujas transformadas). Frente a un gato, las personas con ailurofobia pueden comenzar a presentar algunos síntomas, como: sudoración, dificultades respiratorias e incluso tener un ataque de pánico.

Muchas personas sufren de este tipo de fobia y se sienten incomprendidas, ya que, los gatos son animales, que, por lo general, son inofensivos y gran cantidad de personas disfruta con su compañía.

Además, el miedo ante esta mascota, puede remontarse a una mala experiencia con un gato en la primera infancia, una edad impresionable donde un pequeño rasguño de un animal que intentaba defenderse del niño lo deje a éste marcado sensiblemente.

También se conoce como elurofobia.

Para superar la ailurofobia, es necesario un tratamiento terapéutico.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none