Publicado en apoyo psicológico por: Jose Antonio el 21-03-2014 archivado en Síndromes

 
 
Día Mundial del Síndrome de Down 21 de Marzo

 
 

 


El Día Mundial del Síndrome de Down se celebra cada 21 de marzo.

En diciembre de 2011, la Asamblea General designó el 21 de marzo Día Mundial del Síndrome de Down.
Con esta celebración, la Asamblea General quiere aumentar la conciencia pública sobre la cuestión y recordar la dignidad inherente, la valía y las valiosas contribuciones de las personas con discapacidad intelectual como promotores del bienestar y de la diversidad de sus comunidades. Además se quiere resaltar la importancia de su autonomía e independencia individual, en particular la libertad de tomar sus propias decisiones.

El síndrome se descubrió en 1959 como un desorden de cromosomas y afecta de forma muy variada en un amplio rango de personas en todo el mundo.
El síndrome de Down (SD) es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales, por ello se denomina también trisomía del par 21.

Se caracteriza por una inteligencia que se define como un CI o Cociente Intelectual de 70 o menos, que impide que la persona aprenda correctamente. Esta manifestación, en ocasiones, se empieza a notar cuando los niños acuden a la escuela, sin embargo, desde que nacen presentan algunos rasgos físicos que los caracterizan.

La mayoría de los niños, niñas o adultos que padecen el Síndrome de Down, pueden presentar algunos o varios de los signos y síntomas que los caracterizan, como:

- Ojos rasgados y sesgados hacia arriba.

- Nariz con el puente nasal plano.

- Oídos pequeños y un poco doblados.

- Su boca puede ser pequeña, haciendo que la lengua aparezca grande.

- Algunos bebés, presentan cuellos cortos.

- Manos pequeñas, con dedos cortos.

- Baja estatura.

- Debilidad o flojedad extraña en las articulaciones.

-Retraso mental de leve a grave, según el caso. Menos del 10% presentan retraso mental grave.

El tratamiento de niños y niñas con Síndrome de Down depende del nivel de daño que tenga cada uno y, en todos los casos, se requiere de atención especial, pero ésta debe ser integral y abarcar, tanto los aspectos físicos, como los psicológicos, educativos y emocionales.

Además no nos debemos olvidar de la terapia familiar, ya que es un aspecto muy importante, la aceptación del niño o niña con Síndrome de Down y el adecuado manejo de sentimientos y emociones, son factores que ayudan, en gran medida, a mejorar la educación y calidad de vida, tanto del afectado, como de su familia.

El acceso adecuado a la atención de la salud, a los programas de intervención temprana y a la enseñanza inclusiva, así como la investigación adecuada, son vitales para el crecimiento y el desarrollo de la persona.

En el año 2013 se basó en el artículo 27 de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que reconoce el derecho de las personas con discapacidad a trabajar, en igualdad de condiciones con las demás, ello incluye el derecho a tener la oportunidad de ganarse la vida mediante un trabajo libremente elegido o aceptado en un mercado y un entorno laborales que sean abiertos, inclusivos y accesibles a las personas con discapacidad.

La Conferencia contribuirá a hacer realidad el derecho de las personas con síndrome de down y otras discapacidades para trabajar en ambientes abiertos, inclusivos y accesibles.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none