Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 23-12-2011 archivado en Definiciones y Conceptos

 
 
Counseling en el cuidado de la salud

 


El counseling es un término inglés que significa “aconsejar”. Es la relación de ayuda entre un profesional y un cliente que realiza una demanda entre una situación que se presente difícil de resolver por sí solo.

El counseling es una profesión de ayuda que prepara a un profesional, denominado counselor, con el objetivo de asistir desde su saber psicológico a personas que atraviesan conflictos, algún tipo de crisis o que están en la búsqueda de mayor bienestar. Otros términos que pueden aplicarse al consultor psicológico son: terapeuta, orientador o facilitador.

El counselor enseña al sujeto herramientas para que sea independiente y pueda resolver sus problemas, facilitando los recursos personales y de aprendizaje.

La relación de ayuda presenta las siguientes características: tiene sentido en términos existenciales; se expresa afecto; se manifiesta a la persona total; tiene lugar por sentimiento recíproco de los participantes; el individuo solicita ayuda, información, instrucción, consejo, comprensión y/o tratamiento; se lleva a cabo mediante comunicación e interacción; es una situación estructurada en un contexto estructurado y requiere esfuerzo; es una relación bidireccional en la que ambas partes aprenden; la persona que ayuda es accesible y se muestra segura.

Por tanto, el counseling se podría decir que es un proceso de cambio en que las personas son ayudadas a expresarse por sí mismas, sin ser juzgadas, identifican problemas y modelos no adaptativos, aprenden estrategias de afrontamiento e identifican y logran metas y objetivos importantes; es decir, ayudar a las personas a reconocer y aceptar su mundo interno, siendo congruentes con lo que ellos son en esencia.

Los profesionales del counseling pueden ser: psicólogos, psiquiatras, consejeros, trabajadores sociales y sacerdotes.

El counseling pretende el desarrollo de la salud mental en la prevención y de trastornos y problemas. Emplea métodos de apoyo, teniendo menor intensidad de la influencia. Tiene como objetivo el desarrollo, la educación, la prevención y salud psíquica. Es la educación, apoyo, orientación, solución de problemas, relación con la conciencia, referencia a lo normal y actual y breve duración.

Se practica durante toda la vida en los problemas agudos, a través de un proceso discontinuo.

Las razones y las ocasiones del counseling son: la desorientación que presenta el sujeto, la carga y descarga inadecuada, los conflictos y las dificultades o crisis agudas.

Las teorías del counseling hacen hincapié en la emocionalidad (psicoanálisis, psicología individual, psicoterapia centrada en el cliente, gestalt y psicoterapia existencial); en el conocimiento (teoría racional-emotiva y análisis transaccional) o en la conducta (teorías de orientación behaviorista y psicoterapia de la realidad).

Las técnicas de intervención se basan en las habilidades del profesional: estilo de comunicación, escucha y empatía, arte de preguntar, autorrevelacción, comunicación persuasiva, feedback, confrontación, reforzar y motivar, disco rayado y mostrar acuerdo. Y, por otra parte, las habilidades complejas para la relación, influencia y potenciación del paciente, que son: desactivar objeciones, confrontar y apoyar, promover poder personal y control, enseñar a conversar y criticar, sentido del humor, coordinar perspectivas, dialogar para liberar, enseñar a recibir críticas y ayudar a resolver problemas.

En las intervenciones en psicología de la salud se requiere una buena comunicación entre el médico y el paciente, mediante empatía entre ambos, aceptación, confianza y respeto mutuo y poder compartir momentos de intimidad y carga emocional. Para ello, se requiere consciencia del impacto que puede presentar el paciente, superación de temores, buen manejo de las emociones, preparación de la reunión, comprobación de que la transmisión de la información ha sido adecuada y monitorización de las necesidades del paciente.

Pueden existir dificultades en la comunicación por la gravedad de algunas enfermedades, paternalismo y abuso de poder, distanciamiento emocional y déficit en habilidades de comunicación (barreras sociales, del personal sanitario o factores relacionados con el enfrentamiento a la enfermedad y a la muerte). Todo ello puede producir en el profesional, angustia, ansiedad, desesperanza, depresión, ira, rabia, impotencia y en el usuario, negación, ansiedad, angustia, desesperación, ira, rabia, depresión, indefensión e impotencia.
Por ello, para transmitir malas noticias, se debe preparar la entrevista, indagar lo que el enfermo sabe y lo que quiere saber, se comparte la información, respondiendo a los sentimientos del enfermo y se planifica el futuro, ofreciendo un seguimiento.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none