Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 23-05-2012 archivado en Fobias

 
 
Entomofobia

 


La Entomofobia se define como un persistente, anormal e injustificado miedo a los insectos.

Es una de las fobias más comunes y, probablemente, la fobia a animales más extendida, aunque dentro del miedo a los insectos, se encuentran fobias más específicas, como por ejemplo: la aracnofobia (miedo a las arañas) o apifobia (miedo a las abejas). Aunque también suelen producir fobia otros insectos, tales como: las cucarachas, avispas, libélulas, abejorros, escarabajos, orugas, etcétera.

Las reacciones de los entomofóbicos parecen irracionales, incluso al propio afectado, ya que se dan cuenta de que los insectos no constituyen una amenaza real. Las personas que padecen este miedo, aún sabiendo que no existe amenaza real, evitan lugares donde crean que habitan insectos.

La reacción ante el contacto o, simplemente la proximidad de estos animales, se caracteriza por sudoración, respiración rápida, taquicardia y náuseas.

Como la mayoría de las fobias, la entomofobia se puede curar con tratamiento psicológico. Los métodos habituales suelen ser la exposición gradual al fóbico al insecto que le aterroriza, impartiendo al paciente clases de entomología para que se familiarice con la forma de vida de los insectos, pero también se han propuesto sistemas de choque, en los cuales la exposición es intensa y súbita.




 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none