Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 30-04-2012 archivado en Fobias

 
 
Claustrofobia

 


La Claustrofobia es un miedo intenso a los lugares cerrados.

Etimologigamente proviene del latín claustrum (cerrado) y el griego φόβος (fobia, miedo) y está considerada por el Manual diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-IV), como una fobia específica dentro de los trastornos de ansiedad.

Cuando la persona se enfrenta al o situación que le genera miedo experimenta ansiedad intensa de forma inmediata. La persona tiende a evitar la situación fóbica (ascensores, túneles, el metro, habitaciones pequeñas, técnicas de diagnóstico médico como el TAC, etc), aunque reconoce que el miedo es excesivo o irracional.

La persona con esta fobia no teme la situación en sí misma, sino las posibles consecuencias negativas de estar en ese sitio.

Se puede reconocer que una persona sufre de claustrofobia si presenta algunas de las siguientes conductas:

- Al entrar a un cuarto, revisa dónde están las salidas.

- Se sitúa cerca de ellas y se siente incómodo si las puertas o las ventanas están cerradas.

- Evita conducir o entrar a un automóvil durante la hora pico de tráfico.

- Evita usar el ascensor y escoge las escaleras aunque sean muchos pisos.

- En lugares con muchas personas, se situa cerca de las salidas.

- Siente pánico si se cierra una puerta en la habitación donde se encuentra.

La claustrofobia se trata con psicoterapia, técnicas de relajación, visualización, terapia cognitiva del comportamiento y, en algunos casos, medicamentos como los antidepresivos o los ansiolíticos.

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none