Publicado en apoyo psicológico por: Gemma Asarbai el 06-03-2012 archivado en Definiciones y Conceptos

 
 
Alcoholismo en Adolescentes

 


El alcoholismo es una enfermedad crónica y progresiva que deriva de la ingestión excesiva de alcohol.

Esta enfermedad se caracteriza por una dependencia hacia el alcohol, que se ve en dos síntomas:

- Incapacidad de detenerse en la ingestión de alcohol.

- Imposibilidad de abstenerse del alcohol.

En muchas ocasiones nos hemos preguntado acerca de cuáles son las causas por las que las personas consumen alcohol, pero, nunca se ha llegado a una conclusión clara, aunque se han propuesto causas hereditarias, culturales, físicas o factores de personalidad.

La primera toma de contacto con el alcohol, se suele producir en la adolescencia y, suele ser debido a tres factores:

- Físicos: puesto que es un modo de sentirse alegres y, aunque no hace falta ningún tipo de sustancia para sentir esta sensación, los jóvenes, en muchas ocasiones, piensan que si no beben no conseguirán ese estado.

- Sociales: en nuestra cultura el alcohol es un facilitador social, ya que es una droga socialmente aceptada y nos ayuda a recibir la aprobación de los demás y, generalmente, tiene más peso dicha aprobación que las posibles consecuencias negativas que nos genera. También se puede consumir por la presión social o por la búsqueda de afiliación, con imitación de conductas, con consumo que a veces se impone desde el propio grupo de amigos en el que se participa.

- Emocionales: el consumo de alcohol se cree que desinhibe, mejora el humor, reduce la ansiedad, aumenta la autoestima, aumenta la independencia, etc.

Se debe tener en cuenta que la adolescencia es un periodo especialmente vulnerable para el consumo excesivo de alcohol, ya que aumenta la independencia de los padres y se imitan actitudes y comportamientos de los adultos, por ser un momento de transición entre la pérdida de los padres como educadores principales y la búsqueda o el encuentro de otras nuevas figuras, deseos y sensaciones.

El adolescente también tiende a intentar romper las reglas establecidas e ir en contra de los padres y, a veces, lo hace usando alcohol de forma excesiva y peligrosa y, en ocasiones, también consumen porque suele ser la época de sus primeras experiencias sexuales y no se sienten con la fuerza y el valor necesarios para los primeros encuentros sexuales.

Las características de un alcohólico adolescente, además de todas las comunes a todas las personas, son:

- Bajo rendimiento escolar y empeoramiento de calificaciones.

- Cambios de humos o altibajos emocionales.

- Separación notoria de las actividades familiares o de sus quehaceres.

- Cambio negativo en su higiene y aspecto personal.

- Deseo de aislamiento.

- Actividad defensiva y una tendencia a responder agresivamente a la menor provocación.

- Etc.

El objetivo del tratamiento antialcohólico es hacerles ver que tienen una enfermedad y enseñarles a enfrentar y solucionar sus problemas sin recurrir al alcohol. Tiene mucha importancia el abordaje de los problemas por los grupos de alcohólicos de ayuda mutua continua (G.A.M).

 
 
 
 
 
 
Publicado por:
es
 
 

none
Terapia Online
none
Terapia
none

Colaboradores
none
Neurofit
none
Colaboradores
none
none